FOTOGRAFIAS, COMENTARIOS Y LUGARES DE PESCA

SIEMPRE EN CAPTURA Y SUELTA

lunes, 28 de diciembre de 2009

POR LOS RIOS PISUERGA Y CARRION


QUINTANALUENGOS, GRANDES TRUCHAS.

Este coto del río Pisuerga ubicado al lado de mi tierra natal, Aguilar de Campoo, o te da todo o no te da nada. Yo prefiero pescarlo a principio de temporada, aún a riesgo de que baje mucha agua, pues es más factible realizar capturas de gran tamaño.

Refugio de Pescadores, hacia la mitad del coto.


Tabla de Barcenilla, haciendo garita.


Y. ..... Las capturas












SALDAÑA

En el coto de Saldaña, en la parte baja del río Carrión, la pesca está condicionada al caudal del río. La central de Velilla del río Carrión suele turbinar a diario, desembalsando bien para riego o para producción eléctrica todos los días excepto, normalmente, lo domingos.
Este bonito coto sin muerte tiene una increible densidad de trucha que encuentra refugio en los imnumerables recodos, cuérnagos, tablas y pozos que mantiene a lo largo de su longitud.


                           













AGUILAR DE CAMPÓO Y SU LIBRE S/M

Al ser mi tierra natal, conozco este tramo a la perfección.
El tramo libre sin muerte de Aguilar de Campóo discurre entre los dos kilómetros que hay entre la presa del embalse del mismo nombre y la presa del "cuérnago de Fontaneda", llamado así por regular las aguas que llegaban a la antigua fábrica de harinas que surtía a la ya desaparecida Galletas Fontaneda.

La mitad del tramo, partiendo por el límite inferior, discurre por la zona urbana de la Villa y aclaro que esto no implica, como puede ser en otros lugares, que dicha zona sea fea sino más bien todo lo contrario.
El río se divide en dos creando una isla en la que hay un parque infantil lleno de chopos de ribera. Una de las orillas coincide con un gran muro de piedra que guarda el monasterio de las Claras, mientras que la otra es el paseo de la Cascajera, paseo peatonal paralelo a la antigua muralla medieval que guardaba a la Villa. Todo esto presidido por el majestuoso Puente Mayor hecho de piedra que con sus cinco ojos da acceso a la población y cobijo a uno de los mejores frezaderos de la zona.

La otra mitad del tramo deja atrás la población y partiendo de un pequeño puerto unos trescientos metros arriba del puente, acaba en el muro de hormigón de la presa del embalse. Este segundo tramo tiene una zona que es más difícil de pescar por ser bastante más profunda con grandes pozas y orillas en ocasiones cenagosas. Aquí, aunque la población truchera disminuye y se mezcla con barbo y boga, sigue habiendo un elevado número de ejemplares y algunos de gran tamaño.
Quiero indicar algo importante que marca ineludiblemente su pesca, los desembalses del pantano.
El embalse, como la mayoría, suelta agua a partir de Julio. Esto no es un problema en sí para pescar pero si lo son los lodos que arrastra. El fondo del embalse está formado por arenisca y arcilla, lo que hace que al soltar agua, el río baje marrón durante la mayoría del verano y si el nivel del agua embalsado es bajo el problema se incrementa.
Esto hace que muchos pescadores se "echen atrás" lo cual me parece un error pues aunque no se pueda divisar la postura de la trucha tan bien como si el agua bajara "limpia", las eclosiones son numerosas y las truchas están puestas de igual manera. Aquí pescar a trucha vista es más difícil, aunque no imposible y a ninfa puede llegar a ser una ventaja al poder sacar truchas de los mismos pies. Eso sí, el vadeador después de la jornada, parecerá teñido de marrón arena.

Castillo medieval e iglesia de Santa Cecilia. Al fondo la sierra de Brañosera.


Palacio de Los Polanco


Acceso a La Cascajera y al tramo de pesca urbano



A la izquierda isla con parque infantil, a la derecha muro convento de Las Clarisas


Puente Mayor


Vista desde el límite inferior.
 

Capturas y truchas comiendo.
 





Concentración de truchas en un parado.










Cuérnago del molino.


Parte media/alta.


Vista dede el muro del pantano.


Finalmente os diré que este tramo te puede sorprender con rarezas como serenos en abril con un frío que pela o bolos en días supuestamente perfectos para pescarlo. El viento del norte suele estar presente sobre todo por las tardes obligándote en ocasiones a abrigarte en pleno mes de agosto y efectuar lances de malabarista para posar la mosca en su sitio.

Dejo un enlace a un video promocional de Aguilar de Campóo: ENLACE

Espero que os guste mi tierra y que disfrutéis de sus hermosas truchas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada