FOTOGRAFIAS, COMENTARIOS Y LUGARES DE PESCA

SIEMPRE EN CAPTURA Y SUELTA

viernes, 1 de abril de 2011

CHILE: Ultima parte. Río Huemules y Santiago de Chile.



En esta última entrada del viaje a Chile quiero dar la gracias a todos por los comentarios que habéis hecho. Contestar uno a uno es complicado pero sabed que agradezco mucho todos. Espero poder repetir y mostraros diferentes sitios de esta maravillosa tierra pues lo visto es una mínima parte de lo que allí hay, y si os animáis alguno a hacer un viaje de este tipo, espero que los datos expuestos os sirvan de guía.
Hay dos cosas que encuentras en Chile y quizás Argentina que para mí pueden ser esenciales al elegir un viaje de pesca en contra de otros sitios como Alaska:
No hay animales peligrosos, y no hablo solo de osos, lobos o similares, sino de serpientes víboras, alacranes etc. Puedes andar desnudo por el campo que exceptuando los mosquitos y un jodido cardo que se pega en toda prenda y que allí llaman “Pimpinela”, no hay nada que “te pique”.
Estés donde estés, perdido en los límites de cualquier río o montaña, si te encuentras a alguien o necesitas ayuda de cualquiera, hablan tu idioma y te vas a entender a la perfección.


RIO HUEMULES

La última jornada del viaje intentamos de nuevo la pesca del salmón, ahora en el río Huemules cuyo nombre es el originario de la especie de cérvido nativo de esas latitudes.
Nos repartimos tres pozos de la zona a los que accedimos andando alrededor de un Km. y aunque estuvimos “vareándolos” toda la mañana no hubo manera de poder sentir al otro lado de la línea semejantes monstruos. Eso sí se bañaron delante de nosotros en varias ocasiones.
El tiempo había cambiado bastante y aunque la temperatura no era muy fría, la lluvia intermitente y el continuo viento bregaron nuestras fuerzas y ganas de seguir. La pesca del salmón sin tener picada es de lo más monótona al no moverte del pozo donde se han parado los salmones en su remonte.
Volvimos al coche para acceder a otra parte del río donde quizás tuviéramos más suerte con la intención de comer y entrar en calor primero.
Fue en vano, no querían picar y ya aburrido cambié la caña por una de menor numeración y me dediqué a pescar trucha en las buenas zonas entre pozos que tiene el Huemules con muy buenos resultados.


SANTIAGO DE CHILE

En estas situaciones siempre ocurre que el tiempo pasa volando y todo te sabe a poco, aunque como decía mi madre, lo mejor de viajar es contarlo a la vuelta.
El vuelo de Balmaceda a Santiago de Chile fue una gran siesta. Pasamos una noche en la capital chilena alojados en el NH (excelente habitación a excelente precio) pues el vuelo a Madrid salía a mediodía del siguiente día.
Santiago de Chile me sorprendió muy gratamente. Hicimos una visita tipo “tour japonés” en un taxi del hotel, visitando los monumentos más emblemáticos y descubriendo una ciudad cosmopolita y “europea” con un increíble ambiente al ser San Valentín, algo que allí celebran por todo lo alto (verano, vacaciones, calor…)
Cenamos en un bonito restaurante para lo que tuvimos que esperar mesa durante un par de horas, tiempo que gastamos paseando por la zona y tomando unas cervezas.
Menú único del día de los enamorados, eso es lo que cenamos, como si de una pareja se tratara, pasándonos unas buenas risas al respecto.
Al día siguiente aeropuerto y fin de viaje.


Río Huemules


Pozo salmonero

Pozo salmonero en plena cascada.






Truchas del Huemules



Esta es la famosa Pimpinela. Si llega a pegarse al pantalon dentro del vader, puede ser un verdadero infierno.









La hora de la despedida. Mauricio nos regaló unas camisas con su logo.


Habitación del hotel NH

Santiago de Chile desde las ventanas de la habitación.


Palacio de la Moneda, donde Pinochet bombardeó a Allende.



Esta es la puerta por donde entraba Allende al Palacio, tapiada en la era Pinochet.

Catedral de Santiago

Y estos son los Chilenos de Santiago.












Excelente cerveza Chilena.

Restaurante "Como Agua Para Chocolate"

Menú especial día de San valentín :-)

El "moco de la roca" también ha llegado a algunos ríos chilenos. Advertencia en el aeropuerto.

Hasta pronto, Chile...........


9 comentarios:

  1. Gracias por compartir estos momentos, he disfrutado viendo y leyendo tu viaje, me trae recuerdos a la mente de un lugar que enamora, por sus paisajes, gente, y como no la pesca.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el reportaje Enrique. Ahora visto todas las fotos me quedo con "la de rojo del restaurante", jajajaja ...Saludos

    ResponderEliminar
  3. Ya nos contarás quien es la pibita de rojo... Que mucho Chile y mucha leche es lo que hay aquí

    ResponderEliminar
  4. Gracias por toda la "serie" Enrique. Si ya tenía muchas ganas de conocer Chile....ahora más!!

    A seguir bien la temporada en España.

    Pepe (SEGOVIANO)

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos.
    Pepe, si alguna vez te animas cuenta en lo que pueda ayudarte.

    ResponderEliminar
  6. Que gozada Quique...
    Cuneto con tus indicaciones para cuando vaya, espero sea dentro de poco.
    Un Abrazo

    ResponderEliminar
  7. Qué estupendo reportaje, Quique. Los paisajes son espléndidos (de las truchas, poco puedo decir).

    ResponderEliminar
  8. Maravilloso viaje. Perfectamente relatado... y fotografiado.
    Gracias, Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí, Clara, por la paciencia de leerlo.

      Eliminar